3.14.2012

Historia Universal

Al principio, la Tierra estaba llena de fallos y fue una ardua tarea hacerla más habitable.

 No había puentes para atravesar los rios. No había caminos para subir a los montes. ¿Quería uno sentarse? Ni siquiera un banquillo, ni sombra. ¿Se moría uno de sueño?, no existían las camas. Ni zapatos ni botas para no pincharse los pies. No había gafas para los que veían poco. No había balones para jugar un partido; tampoco había ni ollas ni fuego para cocer los macarrones; es más, mirándolo bien, tampoco había macarrones. no había nada de nada. Cero tras cero y basta. Sólo estaban los hombres, con dos brazos para trabajar, y así se pudo poner remedio a los fallos más grandes. Pero todavía quedan muchos por corregir: ¡arremangaos, que hay trabajo para todos!.
Gianni Rodari. Libro de la fantasía. Editorial Blackie Books.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada